SEGURIDAD ELECTRÓNICA

Las soluciones de seguridad electrónica que ofrecemos están integradas por: Videovigilancia, Control de acceso, Detección de intrusión y Detección de incendio.
La Videovigilancia o Cctv, como se la denomina en el mercado. A partir de la videograbación digital, que permite almacenar las imágenes capturadas en discos rígidos que pueden ser consultados desde otras computadores conectadas con la videograbadora digital (DVR) o por Internet y el desarrollo de nuevo software nos que permite grabar ante movimientos, detectar objetos, hacer reconocimiento facial, detectar instrusiones, manejar cámaras móviles, etc., de esta forma posibilita que los sistemas de videovigilancia no sean ya una simple filmación que necesita de una persona atenta mirando el monitor, sino que pueden “ tomar decisiones”, generar alertas, grabar situaciones especiales, etcétera. La calidad de las cámaras y lentes y las nuevas aplicaciones electrónicas permiten la visualización tanto de día como de noche. Además el adelanto de las comunicaciones mediante la transmisión de imágenes vía Internet, utilizando Cámaras IP y aplicando la nueva tecnología de redes permite tener un número mayor de “ojos vigilantes e inteligente” (cámaras y software) que reporten a un centro de monitoreo.
El Control de Acceso permiten que entren en un ámbito determinado sólo aquellas personas que están autorizadas y registrar todos los eventos correspondientes, tantos los ingresos y egresos permitidos como los denegados y su causa. El software controla por qué lugar puede ingresar una persona, qué días, en qué horario hasta qué fecha, y qué otras restricciones generadas por otros sistemas de la organización debe cumplir el que intenta ingresar (personal sancionado, cuotas al día, ticket válido, etc.).
La utilización de credenciales inteligentes de identificación y las aplicaciones de biometría han posibilitado incrementar la certeza acerca de la persona que ingresa en el ámbito que se pretende controlar y proteger. Las aplicaciones en biometría consideran diferentes atribuciones físicos para la detección de identidad; el más popular es el uso de la huella dactilar, aunque existen aplicaciones que toman en cuenta la geometría de la mano, reconocimiento del iris, reconocimiento facial, mapeo arterial, etcétera.
Finalmente, los sistemas que complementan con elementos de control físico de acceso (molinetes, barreras, puertas, etc.), visuales (displays, luces, etc) y auditivos (sirenas, mensajes grabados, etc.).
Los Sistemas de Detección de Intrusión alertan en principio, mediante la instalación de sensores (movimiento, apertura de puertas y ventanas, rotura de vidrios, intrusión perimetral, etc) conectados a una central electrónica de intrusión, normalmente conocida como central de alarmas, que tiene la capacidad tanto de disparar alarmas sonoras, enviar señales a otros sistemas como comunicar el hecho, ya sea al dueño de casa, a una central de monitoreo, o la Policía. Esta comunicación es crucial para la seguridad y puede hacerse telefónicamente (vía cable o celular), por Internet, por radio, etcétera.
Los nuevos sistemas de video que pueden detectar intrusiones pasan a cumplir también un rol cada vez más activo en estos sistemas.
Los Sistemas de Detección de Incendios aunque aparentan ser similares a los de intrusión son radicalmente distintos en su construcción ya que están pensados principalmente para proteger vidas y bienes, por ende su fiabilidad es mucho mayor. Están compuestos por sensores automáticos (de humo, temperatura, gases determinados, etc), avisadores manuales y central electrónica de control y comunicaciones.
Los nuevos softwares de video también se convierten en auxiliares de los sistemas contra incendio, por ejemplo mediante la detección de humos.